Ciclo menstrualSanación femenina

Las voces que viven en tu sangre menstrual

Estoy menstruando y la sangre me brota como poesía. Ximena

Pareciera que la sangre menstrual, antes de salir del cuerpo, pasara por otros mundos lejanos, y a través de la menstruación viene a contarnos algo que antes no se contó, mostrarnos algo que se escondió o incluso susurrarnos a través de los sueños, secretos de sangre antiguos.

La sangre que sale de la vagina, claramente, ya no es la misma que brota desde una herida, pues debemos considerar que esa sangre, transitó por el umbral del útero, órgano portal multidimensional.  

Una vez que la sangre pasó por allí, dejó de ser una sangre como la del resto del cuerpo.

Por lo tanto, el sangrado menstrual, trae un mensaje desde nuestras tierras profundas (inconsciente femenino), abarcando diferentes esferas de nuestra vida íntima: el mundo ancestral, el vincular, el emocional, el sexual y el espiritual.

Es por ello que en la sangre están las voces de las mujeres menstruantes del linaje, puesto que todas estamos conectadas a través del campo de información invisible del útero, en este sentido una parte de la voz de nuestra menstruación habla de lo antiguo, de lo que las mujeres sintieron y vivieron en la tierra como bueno o difícil.

Por ello es que, en la sangre, hay algo tan especial, ésta contiene las voces del vientre.

Quiero invitarte a hacerte una pregunta ¿Cuáles son las voces de tu vientre que necesitan ser escuchadas?

Ten consciencia, que en tu sangre menstrual está también la voz de tu madre, de tus abuelas y tus bisabuelas, sin embargo, recuerda, por sobre todo, que en la sangre prima la voz de tu propia alma, por lo que nuestra menstruación nos delata, y la forma en que experimentamos el sangrado hoy, está mostrándonos cuáles son las principales necesidades emocionales actuales y que no se han escuchado. Así como también, debes tener claro que aparecen con mucha claridad, cuáles son las heridas sexo afectivas de las que precisas hacerte cargo urgentemente.

El no escuchar, nuestras necesidades verdaderas y profundas, nos conduce a dificultades, molestias y dolores en el momento de atravesar nuestros sangrados, en este sentido, el dolor es un mensaje fuerte y claro sobre (1) heridas antiguas no reparadas y (2) necesidades no cubiertas en la actualidad.

Luego de que leas este artículo y si resuena en tu corazón, quiero invitarte a reconocer tus propias voces menstruales, para ello es importante fortalecer el puente invisible hacia nuestro mundo interno. Para esto hay una infinidad de herramientas que nos conducen a mirar con detenimiento y dedicación hacia adentro, aquí te comparto algunas herramientas que he usado en mi vida:

 

  • Diagrama lunar. Este es un registro diario y exhaustivo de los tránsitos a través de cada fase del ciclo. Puedes conocer más desde aquí.
  • Diario Lunar. Aquí puedes usar un cuaderno que consideres especial, para escribir de una forma más extensa y libre acerca de tus sentires diarios, no es necesario que escribas todos los días, pero es importantes que al menos hagas un registro en cada una de las fases del ciclo.
  • Pintura menstrual. Aquí puedes usar tu sangre mezclada con agua y pintar libre sin necesidad de un objetivo. La idea es abrirse a que la sangre nos muestre algo.

Quizá te interese leer: Los arquetipos del ciclo femenino.

 

Por Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.