Inspiracional

La mujer serpiente: El arte de la transformación

La mujer serpiente es la que se transforma, mientras continúa en su ruta, progresivamente abandona la piel que ya está muerta y sin mirar atrás prosigue en su viaje. La mujer serpiente conlleva el coraje de dejar morir lo que ya no tiene vida, para que puedan emerger nuevos trozos en sí misma.
Cuando vivimos aceleradamente el instinto de mujer serpiente y la capacidad de transformarse  se duerme, esto ocurre cuando no nos otorgamos tiempo para detenernos, mirarnos y vaciarnos, lo que es tremendamente común en nuestros estilos de vida productivos y capitalistas.
Lo grave es que, si nunca te quedas quieta ante el ruido del mundo, jamás podrás escuchar tu propia verdad, ya que ésta emerge desde la voz del alma que nos susurra despacio sólo cuando nos quedamos estáticas.
Únicamente cuando te detienes lo suficiente “encuerpando” la quietud y el silencio, la puedes escuchar, y llegar a tener una relación profunda y verdadera contigo misma en autenticidad.
Cuando no nos damos tiempo y permiso para el silencio, la transformación de todas maneras ocurre a nivel de nuestras aguas subterráneas, por lo que podemos seguir viviendo en el mundo de arriba aún cuando algo profundo se está alquimizando dentro, así lo hemos hecho hasta ahora. Sin embargo, hoy la situación es diferente y la madre vida obliga a parar, y ver con toda claridad cómo cada una de nosotras está viviendo.
Por lo tanto, hoy aparece el arquetipo de la mujer serpiente con fuerza dentro de cada una, y la transformación que ocurre es en todos los niveles (físico, emocional, mental y espiritual) puesto que hoy es también a nivel colectivo, ante lo cual está transcurriendo un cambio de piel profundo.

De esta forma, si logras detenerte y silenciarte lo suficiente podrás ver “cuál es hoy tu verdad”, aquí la vida te guiará hasta tu próximo pequeño paso, por lo tanto, si aún sientes que estás inmersa en la confusión, no te exijas tener todas las respuestas, o incluso el camino trazado, cuando sea el momento oportuno para tus ritmos y estés lo suficientemente quieta, tu piel dejará ir a esas partes ya muertas de ti, representadas en estructuras, creencias, programaciones y estilos de vida obsoletos, y en un mediano o largo plazo, una nueva tú y por supuesto, una nueva humanidad comenzará a emerger. Podrás reconocer con claridad este momento, porque experimentarás una nueva fuerza y una nueva forma de “ser, estar y sentirte en el mundo”.

Debes saber que la mujer serpiente, tiene impreso en su movimiento el ritmo vida-muerte-vida de cada proceso de transformación, después de la vida siempre llega la muerte, y después de una muerte siempre volvemos a la vida, pero ya no siendo las mismas. Por ello es que los tiempos de crisis (no temas de esta palabra tan hermosa y transformadora) son por sobre todo, tiempos de desaprender, de vaciamiento, de contemplación además que nos exigen un compromiso y una voluntad plena de no mirar atrás.

Hoy la crisis contingente nos dice que para reconocer nuestra mujer serpiente y con ello nuestra capacidad de transformar, necesitamos urgentemente parar y dejar de vivir de la forma que lo estábamos haciendo hasta ahora, hoy la madre vida nos pone el freno de mano y nos está guiando a mirar las formas de vivir que hemos construido como especie humana y que están basadas en pilares que no respetan plenamente la naturaleza. El llamado es a mirar hacia nuevas y sanas formas de existir desde el minimalismo, la circularidad y la sustentabilidad tanto en la ecología interna como externa, pues la tierra también está mudando su piel.

Para encaminarte en tu propia transformación, te invito a responderte estas preguntas clave:

¿Vives en verdad?

¿Cuál es tu verdad hoy?

¿Qué precisas dejar atrás?

¿Qué precisas recibir en tu vida?

¿Qué es lo que la vida espera de ti hoy?

¿Qué es lo que no estás viendo de todo esto?

 

Te invito a leer el poema Mujer serpiente de mi libro Mujer Ave

Con infinito amor

Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.