Lo poderoso en reconocer tu triada matrilineal: madre, abuela y bisabuela

Linaje Materno Cantaro Sagrado

La trinidad en lo divino femenino, se muestra ampliamente en diversas culturas antiguas. En sus deidades aparecían repetidamente los arquetipos de la hija, la madre y la abuela sabia. Cada uno de ellos, a su vez vinculado a una fase lunar y a momentos vitales de crecimiento y madurez en la mujer. Podemos traer a la luz por ejemplo, a los arquetipos de Perséfone (la hija), Deméter (la madre) y Hécate (la anciana sabia).

Con la pérdida de tradiciones que honraban a la diosa, esta sabiduría antigua fue olvidada por la mayor parte de nosotros, siendo reemplazada por la tradición cristiana de invocar, al padre, el hijo y el espíritu santo. Lo que seguramente nos enseñaron a ti y a mi desde toda la vida.

Con este artículo no sólo quiero mencionarte la existencia de estas triada femenina desde tiempos inmemoriales, sino que quiero mostrarte una forma de reconocer la triada matrilineal a nivel de tu linaje.


En cuanto a nuestro sistema familiar, todas las mujeres pertenecemos a una poderosa triada matrilineal. En ésta, nos conectamos a las tres mujeres esenciales de nuestro linaje materno, por lo que aquí es donde podemos prestar mayor atención al mirar y llevar sanación a nuestra vida interna.

¿Ya te imaginas quienes son ellas? Precisamente hablamos de tu madre, abuela materna y bisabuela materna. En esta trinidad ocupamos el lugar de hijas, sucesoras y descendientes. Más adelante, te explicaré por qué lo trabajamos desde el linaje materno, y no desde el paterno.


Para reconocer tu propia triada, primero que todo puedes visualizar detrás de ti a tu madre, siente su presencia invisible. Más atrás visualiza a tu abuela materna (su madre), siéntela también como se ubica detrás de tu madre en una hilera.  Atrás de ella, siente a tu bisabuela materna (y más atrás de ella, estaría su madre y así sucesivamente visualizamos esa cadena de mujeres detrás nuestro). Ya con esto puedes reconocer el hilo rojo de úteros que te antecede y que desde las raíces, tiene gran influencia en tu vida en el presente. Determinando tu forma de ser y estar como mujer en el mundo.


Algo clave es que, a todas ellas las visualizamos atrás ya que corresponden a nuestro pasado. Esto es parte, de la cosmovisión que practicamos y enraizamos en el Training de sanación de memorias uterinas. Siendo una de las tantas formas, que les enseño para reordenar el paisaje interior, y llegar a posicionarnos en el punto de mayor fuerza y liviandad del sistema, para mirar hacia la vida. Con este movimiento hacia tu lugar, sientes el apoyo y fuerza de tus linajes a tus espaldas, y también presencias la apertura y receptividad hacia la vida que está en frente. Hoy es momento para llevar la atención a estar triada detrás nuestro particularmente.


¿Por qué es esencial reconocer tu triada matrilineal? Es clave, porque esta parte del campo de información de tus memorias, es la que provoca las mayores fidelidades y solidaridades inconscientes, y por ende, las mas poderosas limitaciones, dolores y cargas que pueden aparecer en el momento de desplegarte y realizarte como mujer. Lo que puede llevarte a repetir las historias de las anteriores mujeres en tu vida. Así también, no olvidemos que la triada matrilineal es desde dónde puedes obtener el mayor flujo de fuerza y medicina, para posicionarte en el presente y proyectarte hacia la realización de tu propósito.


Por ello, es que lo esencial de este post, es que podamos reconocer tu triada matrilineal, y con ella el movimiento curativo necesario a realizar en tu linaje. De esta forma, es importante que el flujo de la vida pueda circular desde el pasado hacia el presente, y como sucesora puedas ser nutrida por el rio de vida que viene desde lo antiguo.

Para ello, primero vamos a comenzar a definir cada una de las mujeres esenciales de nuestro linaje matrilineal y comprender su rol en esta hilera de antepasadas detrás de ti.

Muchas veces he visto en los talleres y Trainings que deseamos ir hacia lo más antiguo posible, o conocer a aquellas que están más alejadas de nosotras. Sin embargo, me gustaría compartirte que trabajando con esta triada esencial en nuestra vida podemos ejercer una fuerza palanca, para que muchos otros asuntos se reacomoden en el campo de información de nuestras memorias uterinas, ya que primero que todo:

  • La madre es la gran puerta de la vida, y siguiente a ello, la abuela materna es nuestra memoria emocional. A partir de su estilo de maternidad y crianza, se configuró la niña interna de nuestra madre y por ende, el mundo emocional de ella, lo que se conecta inmediatamente a nuestro propio registro de la niña interna.
  • Así también, a partir del estilo de maternidad y crianza de nuestra bisabuela materna, se configuró la niña interna de nuestra abuela. Lo que se relaciona con el estilo de maternidad y crianza de nuestra abuela. Por lo que, desde aquí es desde donde pueden venir las principales heridas de nuestra madre, su traumas o dificultades afectivas.
  • Aquí estamos hilando muy fino, para seguir el curso de las raíces de nuestro mundo emocional, y el bagaje que hay tras nuestra niña interna. Por lo tanto, desde aquí me gustaría transmitirte que nuestro mundo emocional, y nuestra huella de la niña interna, también se entreteje con esta cadena de información de los úteros de la triada matrilineal.

Entonces vamos a reconocer a cada una de las antepasadas de nuestra triada:

La madre:

Ella es el primer umbral de nuestro camino curativo, es la gran puerta de la vida. Por ende, reconciliar y reordenar la relación con nuestra madre, es el proceso más desafiante de nuestro interior. Requiere reconocer la herida y la medicina adecuada que ésta necesita, así como, embarcarnos en encontrar el equilibrio, entre abrir nuestro corazón a ella, para tomarla como es y también ser capaces de marcar un límite sano, para tener espacio para realizar nuestra vida como mujeres adultas.

Todo inicia por reparar cualquier herida del pasado. Por sobre todo, en caso de heridas traumáticas, en que hayas sido: maltratada, abusada, torturada, manipulada o hayas vivido negligencias maternas, es clave la vivencia de un proceso terapéutico personal o grupal de calidad y significado.

Si quieres realizar un gran movimiento de crecimiento en tu vida y no sabes por donde comenzar a tirar del hilo, puedes iniciar mirando, procesando y reordenando la relación con tu madre. Aquí en el blog de la web y en el podcast, puedes encontrar material diverso sobre esta temática. Sin embargo, ten siempre presente que, por más que puedas estudiar la temática de forma autodidacta, esto no reemplaza lo que un profesional especializado te podrá ayudar a avanzar en tu crecimiento.

Más abajo te comparto preguntas clave, para buscar y mirar dentro de ti el terreno con tu madre. Puedes utilizar las respuestas como guía para tu transformación.

A mí me encanta la idea de ir armando un mapa de ruta del camino curativo, para saber dónde estoy parada y hacia dónde voy. Por lo que si te resuena esta idea, puedes elegir una carpeta donde ir archivando todos los escritos que realices sobre el proceso que va transitando tu ser. Ya sea con los workbooks que trabajamos en mis talleres o trainings, u otros escritos que nazcan desde ti y tus procesos terapéuticos:

Entonces te invito a cerrar los ojos un momento y luego responder:

  1. ¿Qué necesitabas cuando eras niña y no pudo ofrecerte tu madre?
  2. ¿Cómo influyó eso en ti?
  3. ¿Qué anhelas y/o necesitas de tu madre hoy como adulta?
  4. ¿Qué te diría tu madre si la tuvieras en frente?
  5. ¿Qué te gustaría decirle a tu madre si la tuvieras en frente?
  6. ¿Qué cualidades/ virtudes debes profundizar en ti hoy, para fortalecer tu madre interior?

La abuela materna:

Nuestra abuela es nuestra memoria emocional. Principalmente, según su estilo de crianza, nuestra madre adquiere un mundo emocional determinado: con ciertas huellas, creencias, memorias y patrones de relacionamiento. De acuerdo a esto, nuestra madre puede ser una mujer interiormente sana o que posiblemente cargue una herida.  Por otro lado, si mi madre se ha hecho cargo de recorrer su camino curativo, y con ello ha podido reparar su mundo emocional, entonces ella nos cría de determinada forma, configurando nuestra propia vida interna como mujeres y el cómo nos relacionamos con la vida y con nuestros vínculos más íntimos.

Por ello, es que la abuela materna, es el motor de nuestro mundo emocional, la hayamos conocido o no. Sea que la ames, no la conozcas, sientas rechazo o amor, o guardes resentimiento hacia ella, hoy te invito a mirarla ampliamente, como parte de la cadena de úteros de tu linaje.

Con esto podemos comprender que su forma de ser y sentirse mujer en el mundo, forma parte de una cadena emocional anterior a ella. Proveniendo de la forma en que ella fue maternada y cuidada como niña. Su niña interna, también es parte de nuestra memoria emocional y hoy te invito a hacer consciente esta parte de ella en ti y traerla a la luz.

Te comparto estas preguntas guía, para que te realices a ti misma:

  1. ¿Qué recuerdos tienes hoy de tu abuela materna?
  2. Si no la conociste ¿Qué oíste hablar a tu madre acerca de ella?
  3. ¿Qué te gustaría decirle a su niña interna?
  4. ¿Qué mensaje te entregaría tu abuela si la tuvieras hoy en frente de ti?
  5. ¿Qué te gustaría decirle a tu abuela si la tuvieras hoy en frente de ti?

Para que puedas comprender la revelancia de la abuela materna desde otra mirada, quiero compartirte este hermoso texto de Alejandro Jodorowsky:

¿Por qué es tan importante nuestra abuela materna?

Sencillo, ella es la clave a la hora del traspaso de información genética y de programas. Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mama, el feto ya tiene los ovocitos formados y de estos ovocitos, van a salir los dos millones de óvulos que tendrá tu mama durante su vida. Uno de estos óvulos, lleva tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.

 ¿A qué información nos referimos?

A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía protegida por su marido, etc. Saber qué necesidades biológicas no tenía cubiertas la abuela. Todo esto y mucho más, es información que se queda improntada en cada célula del feto. Por lo tanto, llevas información de la abuela cuando estaba embarazada de tu mamá.

¿Has oído hablar alguna vez que la genética se salta una generación?

Pues justamente es eso, el óvulo del que sales lleva la información de la abuela materna.

¿Por qué de la abuela y no del abuelo?

Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo aparte de la información genética, lleva la información mitocondrial, que está en la membrana celular. Mientras que en el abuelo, la información está en la cola del espermatozoide, y como sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera. En la mitocondria es donde está guardada la información a niveles de programas que se heredan. Información biológica.


La bisabuela, madre de nuestra abuela materna:  

La bisabuela, comunmente lejana a nuestra vida. Si tienes la fortuna de haberla conocido, te invito a hacer consciente su presencia en tu vida. Si tienes una fotografía de ella, te invito a tomarla entre tus manos y observarla por unos minutos, sentir a esta ancestra materna y recordarla como parte de tu clan femenino. Ella está en representación de todas las ancestras más antiguas que ella, cuya cadena de úteros se extiende tanto, que ni siquiera podemos llegar a dimensionar.

Ella precisamente, fue el mundo emocional de nuestra madre, al seguir con la misma idea planteada en el punto anterior. Cuando nuestra bisabuela estaba embarazada de nuestra abuela materna, nuestra madre ya estaba allí, en uno de los ovarios de la abuela, presente, en formato unicelular (óvulo aún inmaduro), y una parte de nosotras también estaba allí, en ese mismo ovocito en que estaba nuestra madre.

La bisabuela en general es desconocida y olvidada, permaneciendo fuera de nuestra consciencia. Sin embargo, es una antecesora tremendamente clave en nuestra vida, por lo que recordarla, visualizarla y pedir su bendición para nuestro camino, tomando la fuerza que nos envía es un movimiento trascendental y diferenciador para nuestra vida. Por lo que, te invito a investigar sobre ella, su historia, su nombre y como fue su vida en general, ya que al haber vivido en tiempos anteriores, con un patriarcado devorador, seguramente no la tuvo fácil. Con este ejercicio honramos lo que fue difícil para ella. Si no puedes acceder a información concreta, no te preocupes, sólo intenta visualizarla en frente de ti y sentirla en estado meditativo.

Te invito a cerrar el viaje a través de esta triada respondiendo estas preguntas guía:

  1. Si tuvieras a tu bisabuela en frente de ti ¿Qué mensaje te entregaría acerca de la vida, la existencia y el ser mujer?
  2. ¿Qué te gustaría decirle a tu bisabuela?

Ritual con la triada matrilineal: recibir el amor del linaje y abrirnos a la prosperidad de la vida

Finalmente, debido al gran interés que despertó esta temática les cuento que estoy escribiendo y armando un ritual que subiré aquí a la web el día lunes 9 de agosto. No lo subí ahora mismo, porque quiero darle más tiempo para procesarlo y presentárselos etapa a etapa, y así sea algo que realmente las ayude.

Aquí les indicaré todos los elementos necesarios a utilizar y los puntos clave a considerar. Ya sea que realicen este ritual solas o en tribu, me encanta la idea de que muchas mujeres del mundo se animen a ejecutarlo.

Cuéntame en los comentarios que necesitas respecto a tu triada matrilineal y cuál es el desafío más grande que tienes respecto a tu linaje materno. Así puedo considerar elementos centrales hacia el espacio que deseamos llegar con este ritual.

Si sienten que este post le puede servir a otras mujeres que conozcan, les agradezco expandir.

Las leo, y atentas al próximo post

Con amor inmenso

Ximena

 

Si te gustaría trabajar estas temáticas en tu propia vida, te invito a conocer más del Training de sanación de memorias uterinas.

 

[activecampaign]

 

16 comentarios en «Lo poderoso en reconocer tu triada matrilineal: madre, abuela y bisabuela»

  1. Me gustaría saber si ya has publicado el ritual, tal vez por otro medio. Estoy muy interesada en realizarlo ya que leyéndote y recordando la historia de mi bisabuela, acabo de comprender el porqué de los padres ausentes (por diferentes motivos) en la familia. Gracias.

    1. Hola querida Valeria 🙂 estará listo el 30 de agosto, no ha sido publicado aún, que alegría que quieras realizarlo, abrazo inmenso!!

  2. Mi Triada ya no está en este plano, con mi abuela no tuve relación, lo único que recuerdo de ella es por una foto de cuando yo era muy chica y por los dichos de mi madre. Mi bisabuela (la nona, como la llamaba mi mamá) era muy generosa y cariñosa, a diferencia de mi abuela, que según mi mamá, era muy mala, autoritaria y nada cariñosa. Lo que sé, es que las tres tuvieron una vida muy dura, casadas muy niñas y con muchos hijos y una marcada imposición patriarcal. Lo que hoy siento como madre es que no se demostrar el amor que siento por mis hijos, se que me falta dar abrazos y consuelos. Y por otro lado me falta aprender a disfrutar pequeños placeres de la vida, no es por tacaña, porque aunque tenga los recursos muchas veces no me doy algunos gustos y si lo hago después me siento culpable. Será por la vida de carencias que ellas tuvieron? Creo que por ahí viene el legado. Un tema que me moviliza, gracias.

    1. Querida Cristina, gracias por compartirlo aquí, precisamente, cuando nuestra triada tuvo una vida muy dura o con carencias, no nos sentimos merecedoras de algo mejor a lo que ellas accedieron, y esta “solidaridad es muy potente”. Sin embargo, siento profundamente que como sucesoras tenemos la capacidad de revertir esta forma de relacionarnos con nuestro pasado y movilizar todo ello para que esté a nuestro favor, El día 9 de agosto subiré el ritual para realizar con nuestra ancestral, abrazo inmenso!!!

  3. Muchas gracias Ximena por tu cariño y entrega. Al leer este post caí en cuenta que mi mamá no pudo tener mucho contacto con su mamá de pequeña, la crió una tía suya. Entonces me preguntaba si también debería incluir a esta ria en mi linaje materno.

    1. Hola Mónica, gracias a ti por leerme 🙂 Precisamente si tu madre fue criada por una tía, debemos incluirla como alguien que realizó las tareas que la madre de sangre no pudo realizar. Por lo tanto, internamente la honramos y agradecemos su servicio a la vida con nuestra madre. Así también, aquella abuela que no pudo cumplir su rol de madre, también la honramos e integramos en nuestro corazón.

  4. Gracias me ha encantado este descubrimiento de mi linaje hasta bisabuela… No había ido más allá de mi abuela.. me cuestiono, cómo mis traumas o temas no sanados vienen de tan lejos y cómo llegar a ellos para liberarlos y agradecer mi nuevo crecimiento. Gracias

    1. Querida Aurora, gracias por tu respuesta, consideraré la temática de como las heridas y traumas heredados van afectando nuestra vida como sucesoras. Un abrazo inmenso

    2. Hoy es el cumpleaños de mi abuela materna. Falleció hace casi 13 años y la recuerdo día a día. Leer esto ha sido muy conmovedor, pues hace tiempo venía pensando en lo que mi bisabuela y posiblemente mi tatarabuela tuvieron que vivir.

      Mi bisabuela fue madre joven y soltera, nunca dijo quien era el padre de mi abuela, presumo que pudo ser una violacion del patrón ya que ella trabajaba en un fundo. Pero entre mi bisabuela y abuela el tema estaba prohibido.
      También descubrí un árbol genealógico, y mi bisabuela llevaba el apellido de mi tatarabuela, por lo que creo que ella también fue madre soltera.

      Sin duda creo estar en el camino de la sanacion de todas mis ancestras.

      Gracias por el ritual, es un hermoso día para recordar a mis abuelas

      1. Querida Nicole, gracias por compartirnos un pedacito de tu historia. Sin duda ese secreto familiar, es algo a lo que podemos llevar luz para que no tenga efectos nocivos en la vida, como sucesoras del mismo. Que alegría que sientas que estás en el camino de la sanación, El día 9 de agosto publicaré el ritual con las ancestras. Un abrazo inmenso, Ximena

  5. Siento que en mis memorias uterinas hay unos hechos muy significativos y determinantes: Mi bisabuela materna tuvo varios bebés que fallecieron antes de que llegara mi abuela. Finalmente, mi bisabuela falleció cuando mi abuela contaba dos años y cuatro meses.
    Me gustaría saber más sobre cómo abordar estos hechos y poder sacarlos. Muchas gracias

    1. Perfecto Margarita, sin duda los abortos, son un tema muy importante en nuestra vida como sucesoras. Lo consideraré para el ritual que les compartiré. Abrazo inmenso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *