La sexualidad desalmada. Del libro «Relatos del cántaro»

Carta De Reconciliación

La sexualidad femenina tiene alma, pero puede suceder, que a causa de la historia de dolor de la mujer, las pérdidas humanas y los duelos no sanados, ésta prefiera escaparse y ausentarse temporal o definitivamente de la caverna uterina sin dejar huella, ni rastro alguno.

Es así, como un árbol de memorias uterinas sin alma, se seca, permaneciendo en un eterno invierno creativo y sexual. El bosque uterino se vuelve un lugar inhóspito, peligroso y plagado de depredadores que están al acecho, frente a cualquier deseo de sanación o creación que la mujer experimente.

Puede pasar mucho tiempo, antes de que el árbol vuelva a dar brotes y florezca, ya que la sexualidad desalmada lleva a la mujer a sentirse sin fuego, sin vida, infértil y árida. No siente deseo, viviendo cada día medio muerta y desconectada, en un constante estado de letargo.

Cuando una mujer pierde el alma de su sexualidad femenina, es como si el fuego encendido en su corazón, desde que comenzó a menstruar, se apagara por completo y con ello se extinguiera la pasión que sostiene la vida en salud.

Si una mujer ha perdido su alma sexual y está en pareja, por más que ame a esa persona, no desea su cuerpo, viviendo la sexualidad en inercia, o simplemente construyendo murallas que le impidan al otro ingresar a ese espacio sagrado.

Todo esto es a causa del dolor, la soledad, el maltrato y el sin fin de patrones autodestructivos heredados. Porque ante tanto dolor y falta de amor propio, el alma decide que ese cuerpo no es su lugar, huyendo despavorida. El alma siempre sabe cuál es su lugar, y donde no hay amor, definitivamente no lo es.

¿Dónde se ha ido? Nadie lo sabe. ¿Dónde te fuiste amada alma mía? Tal vez al inframundo uterino a esconderse donde nadie la encuentre. Lo más probable, es que esté muy lejos de aquí.

La única forma de que el alma regrese y el árbol de las memorias reverdezca, es que la mujer se sitúe a sí misma en primer lugar; respetando sus propios deseos, marcando los límites que sienta necesarios para jamás auto-violarse, regocijándose en su propio cuerpo, dando un lugar importante al placer, y por sobre todo, sanando las heridas que arrastra del pasado ancestral.

El alma regresa cuando se regenera el amor propio, mayor combustible del fuego de la vida, con ello aparecen los frutos del deseo, la belleza, la creatividad, el placer y la pasión en todo lo que se haga. El árbol del útero se regenera con el abono de ese amor.

Por Ximena Nohemí

Del libro Relatos del Cántaro

 

Podríamos decir que el ‘alma’ en el sentido de ‘ánimo’ de la mujer, en cierto modo es la matriz. En este mundo la mujer está ‘desanimada’, ‘desalmada’, paralizada, porque la vitalidad genuina de la mujer es incompatible con esta sociedad y por eso quedó prohibida y excluida de este mundo (des-terrada al Hades); como dice Melandri, es como si el existir de la mujer se hallase ya incluido en una forma de existencia que la niegan en cuanto a mujer; como si la única posibilidad de existir en este mundo tuviese como condición la ‘indiferencia’ de la matriz, la castración de la mujer que después tres o cuatro milenios de dominación física, se efectúa ya a nivel simbólico e inconsciente, esta castración de la mujer trae consigo, tanto la congelación de su ‘capacidad de percepción’ que decían los chamanes, como el realizar la función primaria reproductora en ese estado de ‘indiferencia’,- lo que con otras palabras, llamamos ‘robotización’, que quiere decir eso, ‘des-animación’, o ‘des-vitalización’. Casilda Rodrigañez, Pariremos con placer

5 comentarios en «La sexualidad desalmada. Del libro «Relatos del cántaro»»

  1. Hola! me fascina tu blog, me ayudó a comprender algunas cosas y a fortalecer ciertas experiencias que vengo transitando. Quería saber a qué te referís con la capacidad de percepción del útero que también nombran los chamanes. Y si podés recomendarme fuentes bibliográficas o experiencias con plantas relacionadas a este aspecto. Gracias y a liberar almas! <3

    1. Querida Ro, gracias infinitas por resonar con los escritos de la web, la capacidad de percepción del útero se relaciona con que es un órgano con su propio sistema de procesamiento de la información, Te recomiendo mucho leer a Carlos castaneda, un abrazo enorme

  2. Hola, excelente articulo !
    Mi pregunta seria que ocurre a la inversa, cuando es el hombre quien permanece en un eterno invierno sexual a pesar de amar a su pareja ? Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.