Sexualidad

Cuando el alma de la sexualidad femenina enferma

La sexualidad femenina tiene alma, pero puede suceder que a causa del dolor ésta prefiera escaparse y se ausente temporalmente del útero de la mujer. Así un árbol de memorias uterinas desalmado se seca, permaneciendo en un eterno invierno sexual. Con ello pueden pasar los años pero nada florece en aquel tiempo-espacio. Pues el vivir una sexualidad desalmada es como sentirse fría, sin deseo, viviendo cada día medio muerta, desconectada y nada creativa. 

Cuando una mujer pierde el alma de su sexualidad femenina, es como si su fuego uterino se apagara, y con ello se extingue toda pasión esencial de la vida. 

Si la mujer está en pareja y por más que ame a esa otra persona, no desea su cuerpo, viviendo la sexualidad por inercia o simplemente no viviéndola. Pues todo lo que encendía el fuego en ella se ha extinguido y día a día continúa extinguiéndose.

Todo esto, a causa del dolor, la soledad, el maltrato y el sin fin de patrones heredados que se han repetido, llegando a perder el alma de la sexualidad. Pues ante tanto dolor y falta de amor propio el alma huye despavorida, el dónde se ha ido, nadie lo sabe. Lo más probable es que esté muy lejos de aquí, en el inframundo quizá, mientras la mujer siente que muere.

La única forma de que el alma regrese y el árbol uterino florezca nuevamente, es colocándose en primer lugar ante todo, respetándose en los propios deseos, marcando los límites que se sienta necesarios, amándose tal como se es, cuidándose del depredador interno, regocijándose del propio cuerpo, dando lugar al placer y por sobre todo sanando las heridas del pasado.

Todo esto se resume en la frase “amor propio” ante cuyo despertar el alma regresa del lugar donde esté, encendiéndose el fuego de la vida. Con ello aparecen los frutos del deseo, la belleza, la creatividad y la pasión en todo lo que se haga y el árbol de memorias uterinas florece.

Si vas a copiar te pido referir la fuente: www.cantarosagrado.cl

Podríamos decir que el ‘alma’ en el sentido de ‘ánimo’ de la mujer, en cierto modo es la matriz. En este mundo la mujer está ‘desanimada’, ‘desalmada’, paralizada, porque la vitalidad genuina de la mujer es incompatible con esta sociedad y por eso quedó prohibida y excluida de este mundo (des-terrada al Hades); como dice Melandri, es como si el existir de la mujer se hallase ya incluido en una forma de existencia que la niegan en cuanto a mujer; como si la única posibilidad de existir en este mundo tuviese como condición la ‘indiferencia’ de la matriz, la castración de la mujer que después tres o cuatro milenios de dominación física, se efectúa ya a nivel simbólico e inconsciente, esta castración de la mujer trae consigo, tanto la congelación de su ‘capacidad de percepción’ que decían los chamanes, como el realizar la función primaria reproductora en ese estado de ‘indiferencia’,- lo que con otras palabras, llamamos ‘robotización’, que quiere decir eso, ‘des-animación’, o ‘des-vitalización’. Casilda Rodrigañez, Pariremos con placer

Soy Ximena y en 2013 fundé la Escuela Cántaro Sagrado para acompañar e impulsar a otras mujeres en su camino curativo. Para ello nos encontramos en cursos y entrenamientos donde estudiamos los elementos de una psicología profunda femenina que nos sostenga en cada uno de los desafíos de sanación y crecimiento del ser mujer.

5 comentarios en “Cuando el alma de la sexualidad femenina enferma

  1. Hola! me fascina tu blog, me ayudó a comprender algunas cosas y a fortalecer ciertas experiencias que vengo transitando. Quería saber a qué te referís con la capacidad de percepción del útero que también nombran los chamanes. Y si podés recomendarme fuentes bibliográficas o experiencias con plantas relacionadas a este aspecto. Gracias y a liberar almas! <3

    1. Querida Ro, gracias infinitas por resonar con los escritos de la web, la capacidad de percepción del útero se relaciona con que es un órgano con su propio sistema de procesamiento de la información, Te recomiendo mucho leer a Carlos castaneda, un abrazo enorme

  2. Hola, excelente articulo !
    Mi pregunta seria que ocurre a la inversa, cuando es el hombre quien permanece en un eterno invierno sexual a pesar de amar a su pareja ? Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.