Cuento MedicinaSanación femenina

Florecí yo, floreció mi útero

Y llegó el momento,

En que luego de transitar mis oscuridades, repetidas veces a corazón abierto, de hibernar y renacer al borde de mi abismo sin fondo, de dejarme devorar por lobos salvajes y hambrientos, de cortarme el cabello de tanto dolor que tenía dentro, de ver caer mis pedazos de piel sin poder reciclar mis fragmentos,

Llegué al fin a un cielo arrebolado en rojo ardiente donde me esperaba un f u e g o  u t e r a l.

Era un universo emergente con el que me fundí en amor trascendente.

Me hice un invierno tormentoso y desolado y desde esa experiencia florecí consecuente.

Floreció mi vientre en inspiraciones coloridas, haciendo de mi cuerpo una primavera uterina.

Floreció mi corazón en rosas rojas y claveles blancos por puro amor a la vida

Y al final del viaje floreció mi espíritu en éxtasis de totalidad trascendida

y entonces me vi como una rosa roja florecida

Y luego me vi como ese jardín de rosas rojas, blancas y amarillas

Finalmente me vi como bosque

Hasta que me vi como mujer tierra infinita.

Por Ximena Nohemí A. H.

Soy Ximena y en 2013 fundé la Escuela Cántaro Sagrado para acompañar e impulsar a otras mujeres en su camino curativo. Para ello nos encontramos en cursos y entrenamientos donde estudiamos los elementos de una psicología profunda femenina que nos sostenga en cada uno de los desafíos de sanación y crecimiento del ser mujer.

2 comentarios en “Florecí yo, floreció mi útero

  1. Hola Xime,
    Alegria enorme conocerte gracias a las redes. Tus letras detrás de tantas emociones uterinas me reflejan en este camino de sanación q comence hace rato. Donde traemos mucho libajes q no nos corresponden pero a la vez Si para transformarNos.
    Gracias por la info q compartis , es muy enriquecedor.
    Un abrazo alegre desde Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.