Sanación femenina

Solsticio de verano en el lado sur del planeta

El término solsticio proviene de las palabras latinas “Sol” y “sistere” que significa permanecer quieto. Durante el año, este fenómeno se presenta dos veces, tanto para anunciar el invierno como el verano. En el de Verano, es el momento en el que el sol alcanza su mayor altitud con respecto al semieje del planeta y durante varios días su altura al mediodía no cambia, por eso es conocido como “Sol quieto”. El Solsticio de Verano será el día más largo porque habrá más horas de luz solar y la noche se volverá más corta, debido a la posición del Sol (tomado de web holatelcel).

Éste, sin duda es uno de los tiempos de transición más importantes del año, mientras en el lado norte, marca la entrada hacia la estación más fría, en el lado sur entramos en verano. Estamos en el ápice de la luz y por lo tanto es un tiempo portal tanto en el planeta como en las estaciones del universo interior (no procesamos la información de la misma forma en invierno o en verano).

En esta fecha de diciembre debemos darnos cuenta que, se atravesó el invierno, tiempo claramente frío, oscuro y silencioso. Este año especialmente fue un invierno desafiante, como hemos conversado con tantas personas.

Por causa del confinamiento se alcanzaron niveles de comprensión que de estar en movimiento no se ubieran alcanzado. Y gracias a ello, aquí estamos y aquí seguimos, humanas diferentes, con otra piel y otra consciencia, lo que amerita, otra forma de procesar la vida, quizá de una forma más madura.

Por lo tanto, les comparto esto porque, en cada portal de los ritmos de la Tierra, se me despierta esta necesidad de detenerme y observar, ver hacia atrás lo que fue y lo que sucedió, mirando el terreno sobre el que estoy parada hoy.

Es por esto que se me hace clave agradecer, honrar, y abrir a recibir lo que haya más allá de la puerta que se está atravesando.

Las invito hoy a hacer un altar de gratitud, especialmente gratitud la existencia a: quienes permanecieron en nuestra vida este año (este 2020 pudimos ver quienes son las personas esenciales de nuestra vida), gratitud a lo que se fue, a lo que permaneció y a lo que llegó y finalmente gratitud a la propia fuerza del espíritu por todo lo atravesado.

Cuando comenzamos a observar esto, encontramos tantos motivos por los que agradecer hoy.

La gratitud es una llave que abrirá todas las puertas del universo.

Con amor
Ximena

Soy Ximena y en 2013 fundé la Escuela Cántaro Sagrado para acompañar e impulsar a otras mujeres en su camino curativo. Para ello nos encontramos en cursos y entrenamientos donde estudiamos los elementos de una psicología profunda femenina que nos sostenga en cada uno de los desafíos de sanación y crecimiento del ser mujer.

Un comentario en “Solsticio de verano en el lado sur del planeta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.