Inspiracional

El llamado que nos hace la Tierra

Hay un tiempo de la vida, en que algo nos llama desde las entrañas de la tierra y este llamado se siente en el pecho, el útero y las tripas, como un anhelo real y profundo de regresar hacia algún lugar en que el alma se sienta en casa.

Es un llamado arquetípico y atávico, viene de las raíces profundas que sostienen la vida y no escucharlo, es como traicionarse a sí misma, es como hacer oídos sordos, de lo evidente que se nos muestra desde dentro, y esa NO escucha, nos duele y enferma.

Cuando escuché este llamado de la vida profunda, lo sentía como un anhelo de retornar a la naturaleza, como un deseo profundo de ir al bosque, correr a campo abierto, bañarme bajo una cascada, subir la montaña, danzar, cantar, escribir y encontrarme en círculo con otras mujeres y hombres trasitando el mismo viaje. 

Mi alma me mostraba imágenes que me conducían a reencontrar algo que había perdido y que ahora por no tenerlo me sentía vacía, confundida y sin ruta, y varias veces escuché a muchas mujeres tener esta misma sensación. Por lo mismo creo que hace cinco años cuando escribí el cuento de ‘las mujeres árbol’, hubo tanta resonancia desde muchos lugares del mundo.

Es por esto que a veces intento comprender la historia de la mujer desde el inicio de los tiempos, y a nivel de humanidad, y me queda la sensación de que en algún momento en las generaciones más antiguas ‘perdimos algo en el camino‘ o quizá las sociedades imperantes de algunas épocas nos lo robaron, nos lo arrebataron del cuerpo y el alma. Pero hoy han pasado tantos y tantos siglos, que muchas veces tenemos esta sensación de ‘haber perdido algo’ y ni siquiera saber lo que es. Durante muchos años tuve este sentimiento, pero hoy puedo dar fe, que ante ello, la vida nos va dando señales y nos dice ‘busca por aquí, busca por allá’ y como les he contado en algunas ocasiones, cuando tuve esta sensación de buscar un no sé qué, ya que el dolor me estaba devorando, comencé buscando blogs dedicados a la mujer y así, poco a poco, llegué a lugares que comenzaron a inspirarme y mostrarme como recuperarme a mí misma. Y con este recuperar me refiero a tomar nuevamente la mano de mi alma para nunca más soltarla.

Muchas veces un buen proceso terapéutico nos ayuda a encontrar parte de lo que perdimos, sin embargo como dice Clarissa Pinkola en Mujeres que corren con los lobps, esto es algo tan profundo, que debemos hacer una búsqueda arqueológica  en nuestra vida interna y allí hay algo, aquello que hemos olvidado y nos pertenece, y se trata de ‘una forma de ser y estar como mujer en la vida’, diferente a la que nos enseñaron a través de la crianza y la educación y ésta se va recordando a medida que pasan los años y vamos confiando más fuertemente en nuestra intuición, y vamos logrando estar más en línea con la propia verdad, es el recordar que hay otra forma de permanecer en la Tierra.

Y en el vivir desde esta otra forma ¿Qué encuentras? A ti misma, en una conexión con la ‘vida profunda’ y el ‘gran misterio’.

Estoy segura que lo que perdimos o fue robado en el camino de todas las generaciones de mujeres hasta ahora, fue en gran medida, nuestra espiritualidad creativa y hoy el anhelo de recuperarla es tan grande que muchas veces hacemos todo con tan de atender a esta sensación de que algo nos llama desde lo profundo de la tierra.

Sin embargo, nos invito a tener calma y cerrar los ojos para abrir el corazón un momento y oír la próxima señal de la madre vida. Ella nos está guiando hacia ese lugar del alma que nos anhela y espera hace tantas y tantas generaciones.

‘El llamado’ será la temática con que iniciaré el proyecto que estoy esperando para iniciar 💛🌻 en poco les compartiré 🌞 estoy tomando valor y afinando los últimos detalles. Mientras tanto pueden suscribirse a mi canal de Telegram desde aquí.

Con amor y primaveras del centro de Chile
Ximena por el nombre que me eligió mi madre
Noemí por el nombre que me eligió mi padre

Quizá te interese leer El llamado a las hijas de la Tierra

PD: disculpen si hay alguna falta ortográfica, está escrito al ojo, hace unos días que mi office (word) dejó de funcionar.

 

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.