Sanación femenina

Sanar siempre es retornar

Sanar es mucho más que un viaje de ida, es por sobre todo, un camino de retorno. Es volver a sí misma, es mirarse (para saber cómo mirar), es reconocerse (para saber cómo reconocer). Es también volver al sol central, es volver a cambiar el calor de la vida que un día desde la experiencia del dolor se apagó.

Por lo tanto sanar, es siempre volver al corazón, es retornar al centro, para que desde ese lugar puedan experimentar en armonía a los acontecimientos. Sanando, retornamos a la propia verdad y desde allí, es posible atravesar las tormentas más feroces e incluso apaciguar las fieras internas más voraces, que algunos días tratan de devorar a sí mismos.

Este retorno es osadía y misterio, no sabemos dónde nos llevará, sin embargo, siempre hay una certeza: se realiza en un caminar siempre sostenido, por lo que caigamos, retrocedamos o hasta nos olvidemos de nosotras mismas, siempre se está custodiada por algo grande , invisible y sabio.

No intentes buscar una causa, una explicación o un entendimiento, solo experimentar esa sutil sensación de estar sostenida, mientras te encuentras caminando hacia el corazón.

Soy Ximena y en 2013 fundé la Escuela Cántaro Sagrado para acompañar e impulsar a otras mujeres en su camino curativo. Para ello nos encontramos en cursos y entrenamientos donde estudiamos los elementos de una psicología profunda femenina que nos sostenga en cada uno de los desafíos de sanación y crecimiento del ser mujer.

7 comentarios en “Sanar siempre es retornar

  1. Como sanar esta sensación de abandono, soledad y miedo??Como encontrar incentivos cuando creí tanto y confié?? Mis acciones no cuentan?? Decepción,soledade incomprensión y un profundo desencanto solo me acompañan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.