AntepasadosCuento MedicinaMemorias uterinasSanación femenina

Las mujeres en círculo: el ombligo del linaje

Dicen los antiguos que nuestro árbol familiar es un gran cuerpo que pertenece a una sola gran alma. Si es así, podemos preguntarnos ¿dónde queda el ombligo de este gigante ser?

Luego de hacerme esta pregunta, cerré los ojos y comenzaron a presentarse imágenes frente a mí, allí había muchas mujeres en círculo, muchas vidas y muchas tribus transcurriendo segundo a segundo.

Sin lograr decir de que época eran o en qué lugar del globo estaban, todas tenían una característica común y es que se presentaban circularmente junto al fuego. Algunas reían, otras rezaban o entonaban cantos y otras simplemente permanecían silenciosas. De ese fuego central se desprendían hilos de humo que elevaban sus rezos al cielo y de esa forma éstos protegían y honraban a la vida de todo el linaje.

¿dónde podía encontrar este ombligo dentro de mi linaje?

Allí dónde ardió el fuego de los braseros o las cocinas a leña, entre té, mates o aromas a menta, rosa y poleo. Allí donde había estado mi bisabuela junto a mi abuela cuando ella era niña, allí donde estuvo mi madre pequeña con alguna de sus abuelas materna o paterna, o allí donde estuve yo junto a las mujeres de mi familia hablando acerca de la vida, allí estábamos sosteniendo el ombligo del linaje, ese centro desde donde se entretejía la vida.

Pues allí se mantenía vivo el calor del hogar y la diosa Hestia se hacía presente entre los humos y aromas de las hierbas medicinales.

Allí es donde se enciende el fuego alquímico generación tras generación y útero a útero, el mismo que convierte la casa en un hogar y las historias en medicina, allí está el ombligo que nutre al mundo.

Los círculos espontáneos de mujeres en cada linaje, siempre han sido los que han mantenido el fuego central del hogar encendido, ese es el ombligo de la vida y el mundo, y los humos de sus rezos, son el cordón umbilical que conecta a todo el clan familiar al gran vientre de la madre divina.

 

Por Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.