Sanación femenina

Ritualizar la tristeza

Si tienes una tristeza devoradora del alma, no hay nada que pueda decirte ahora para ayudar a calmarla. Sólo puedo invitarte e inspirarte a soltar cualquier resistencia a vivirla y pasar por su profunda experiencia.

Déjala que primero pase por tu cuerpo y atraviese tu carne, déjala que te hable, te dance, te cuente sus secretos, indecibles e innombrables.

Si tienes una tristeza tan devoradora como una bestia, permítele que te coma a pedazos, no hay nada que puedas hacer para luchar contra ella y eliminarla. Está aquí para acompañarte y mostrarte espacios de tu vida que aún no has visto.

La tristeza es como una anciana sabia que está buscando insistentemente hablarte. Sin embargo, su lenguaje no es tan fácil de entender, es un código que necesita ser descifrado. Para conocerlo, quizá precises olvidar todo lo que presuponías sobre ella, incluso lo que otros te habían dicho respecto a como ellos la habían vivido.

El mundo hará todo para que la ignores o intentes desterrarla de tu vida, no obstante, la abuela tristeza ha venido a visitarte ya que confía absolutamente en tu capacidad de lidiar sanamente con su visita.

Si intentas esconderte, ella es invisible, por lo que te encontrará donde sea.

Si intentas distraerte, ella es insistente, por lo que tarde o temprano regresará a ti.

Si intentas ignorarla, ella es sabia, por lo que sabrá como llamar tu atención.

Permite que la sabia abuela tristeza se tome un té contigo y te cuente los misterios de sus grisaceos y silenciosos colores.

Si te permites esa valiente experiencia, será un umbral que te permitirá pasar hacia la vida con una nueva fuerza.


¿Cómo podemos ritualizar la tristeza?

A menudo cuando sentimos ese dolor del alma que nos carcome poco a poco, muchas veces experimentamos la sensación de impotencia puesto que no hay nada ni nadie que pueda calmarlo. Frente a esto es importante el permitirnos sentir, ya que la tristeza y el dolor son grandes maestros que nos llevan a un estado de profundidad muy necesario, con ellos la visión se hace más amplia y clara, conduciéndonos a un duelo que nos permite honrar un estado anterior de nuestra vida que ya no volverá.

Ritualizar la tristeza por lo tanto, conlleva a que luego de que le demos un lugar en la vida, podamos sacralizar su presencia. Para esto podemos darnos cada día un espacio personal y especial, ¿Cómo? de maneras muy simples, en ocasiones por ejemplo sólo enciendo una vela, cierro los ojos, me recuesto y medito con música que me de calma. En otras ocasiones armo un altar o hago una ofrenda a la naturaleza y en ello pongo una intensión de comprender y sanar lo que esté transitando. Incluso sentarte en un lugar de naturaleza a contemplar en silencio el paisaje ayuda mucho a sacralizar este sentimiento. También escribir desde ese estado inspiracional al que este sentimiento nos lleva.

La tristeza es un sentimiento que nos lleva al mundo de abajo y por lo tanto intentar estar en la superficie se hace tremendamente dificil y desgastante. Si logras mantenerte en la profundidad del mundo de abajo, algo nuevo se revelará para ti y una nueva fuerza aparecerá.

Te invito a reflexionar en los comentarios ¿De qué otras formas podemos ritualizar la tristeza?

Por Ximena Nohemí A. H.

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

10 comentarios en “Ritualizar la tristeza

  1. Me encantó. Yo vivo con la tristeza pegada a mí y nunca la ví de esa forma. Siempre me preguntó porque tengo tanta tristeza si no es por algo mío. Siempre pienso que es tristeza vieja de otra vida, tristeza por el dolor de tanta gente, tristeza por el mundo, por los niños, por los animales a mi me duele la vida y quisiera tener una varita mágica para sanar y ayudar a todos los que sufren. No he podido nunca con esa tristeza.

  2. Gracias por tan hermoso compartir.amo profundamente todo lo que Leo de CANTARO SAGRADO. Me a abierto nuevos cominos,a echo despertar más mi conciencia.gracias infinitas desde lo más profundo de mi corazón

  3. La tristeza devoradora a veces llega para vaciar aquellas lágrimas atrapadas, llorar y poner en palabras lo que se siente ayuda, como si se charlara con esa anciana que llega a ayudarnos a ordenar lo que nos pasa……

  4. Hola! Que bello relato acerca de la tristeza…hoy me he levantado distinta…cansada pensé porq ayer fue un día muy intenso familiar y me dije- ése es el punto…Pero pasados los ratos , ordenando cosas de mi madre en mi casa ya que ella está en una casa de cuidados y su casa se alquiló, creo que la actividad de ayer le dejó paso a la tristeza que viene acompañada con el duelo…me hizo bien leerte…y me alentó a seguir bajando e ir viendo cómo ponerle un toque de vida, una chispa de color…y podría ser pintando un mandala…y mientras pintamos ir anotando todas las palabras, ideas y sensaciones que vayamos sintiendo…asi, con un poco de movimiento la anciana sabia se sentirá feliz!!! Gracias por estar! Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.