Sanación femenina

Usar los “sí” y los “no” saludablemente en la vida

Decidir decir sí o decir no, son llaves que van armando nuestra vida, de esa forma vamos llegando a lugares y a personas cuando decimos sí ante algo, y vamos reservando nuestra energía y marcamos límites, cuando elegimos decir no.

Ninguna llave es mejor que la otra, se trata de elegir momento a momento aquello que es idóneo para mí ¿dónde deseo poner mi energía?¿Esto está en línea con la verdad de mi alma? ¿Dónde está la oportunidad?

Muchas veces sólo por miedo decimos no ante algo que realmente sí nos resuena. Sin embargo, aquí podemos preguntarnos ¿Qué decisión tomaría si no tuviera miedo? ¿Qué traería está decisión para mí vida? ¿A qué estoy temiendo realmente?

Con mis decisiones he aprendido que si mis “no” están sanos, son un importante marcador de límites y me ayudan a dejar en claro que no deseo poner mi energía allí simplemente porque algo no me resuena, sea en el aspecto de la vida que sea. Y aquí es clave respetarnos mucho unos a otros entendiendo que “no es no”. Si mis no han sido dañados, probablemente me cierre día a día a la vida que va pasando de diferentes maneras ante mí, negandome a todo en automático.

Así también, si mis “sí” están sanos, me lleván a abrir puertas a espacios, personas y oportunidades que están en línea conmigo. Sin embargo, si mis “sí” están dañados por mi incapacidad de marcar límites, no estaré abriendo la puerta de la oportunidad, al contrario, estaré entregando mi energía a lo que no me resuena y sólo por complacer, por miedo al rechazo o intentar siempre agradar a todo el mundo. Lo triste es que así se nos va la vida.

Yo muchas veces lo he hecho, he accedido a lo que verdaderamente no está alineado conmigo por miedo a ser catalogada como fría o autoritaria al marcar límites. Y luego vienen las consecuencias dónde me doy cuenta que entregué una gran cantidad de energía vital a algo que sólo me restó vida, sin embargo dejó el aprendizaje de la importancia de los límites.

Muchas veces también, a pesar del miedo que cala hondo mi corazón decido decir sí ante oportunidades que se van presentando, por una sutil intuición de que algo me invita a ir hacia ello. Muchas veces digo sí a posibilidades que me producen un gran miedo y que hasta me angustian, sin embargo, luego me agradezco haber dicho sí, ya que tras ello aparecen un montón de regalos inesperados y se abre una puerta grande hacia la oportunidad.

Decidir saludablemente usando nuestros “sí” y nuestros “no” es un camino de mucha paciencia, amor y también de tomar el adulto que cada uno es. Todo esto trae mucho equilibrio y paz en nuestra vida. Por lo menos para mí te comparto que así ha sido.


Llega un día en que los caminos te conducen a decidir saludablemente, en que tus “sí” y tus “no” , se convierten en llaves de existencia, capaces de abrir y cerrar puertas según la verdad de tu alma.

Deseo que cada día éstas sean más claras y puedas decidir desde el merecimiento y no desde el miedo al rechazo. Que tus llaves de sí y no, te lleven a los mejores lugares que la vida tenga para ti.

Por Ximena N. A. H

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.