InspiracionalMemorias uterinasSanación femenina

Interpretar los sueños que vienen del útero

Hay dos tipos de sueños, los del mundo de arriba y los del mundo de abajo. Cuando soñamos despiertas y anhelamos concretar un nuevo aspecto en nuestra vida, estamos en el mundo de arriba. Cuando soñamos dormidas, se está abriendo una puerta de información que emerge desde las tierras uterinas y nos está revelando desde un lenguaje críptico para nuestro presente. Este artículo habla acerca de los sueños de abajo, aquellos que ocurren cuando duermes y tus barreras psíquicas dejan de protegerte de lo que habita en el inframundo uterino.


Hay cosas que soñamos y que traen los colores del útero, pues caminan desde el espacio de las memorias uterinas hacia nuestra vida en la superficie. Así también, están enredados con lugares y personas, que son parte trascendental de nuestra historia.

Esos sueños, al estar dentro de nuestro nido vital, se manifiestan como ritos iniciáticos que vienen a advertirnos de cambios importantes que se avecinan. Su voz dice: “hay una nueva historia que quiere ser escrita, hay una nueva versión que anhela ser relatada” Desde allí abres los ojos al despertar por la mañana y jamás vuelves a ser la misma, algo se ha movido en ti, pero no a nivel superficial, sino a nivel profundo, allí donde yacen tus tierras uterinas, tus cimientos sostenedores.

Puedes estar atenta, porque desde que tienes un sueño en el espacio uterino, campos importantes de información se estarán abriendo para ti, e intentarán hablarte acerca de claves del de tu mundo interno femenino, para actuar como llaves en tu existencia.

Quizá sea importante que tomes nota en tu diario o cuaderno, pero tal vez sólo sea necesario que te quedes quieta un momento, sintiendo y pasando a través de ese sueño como una puerta efímera.

Deja que ese sueño te hable a través de su lenguaje críptico y te revele sus secretos. De pronto algo se mostrará para ti y enraizará en tu cuerpo como un rayo. Pues una nueva información ha sido ofrendada para ti.

El útero no tiene palabras, sin embargo, nos habla a través de sagrados símbolos primitivos: La sangre menstrual, los sueños nocturnos, las visiones durante el sexo y las dolencias a nivel del bajo vientre y los senos.

Con cada uno de ellos contactamos con niveles profundos de consciencia, hay un lenguaje femenino único que se revela desde el cuerpo y según tengamos los ojos abiertos o no, veremos en diferentes niveles, información relevante para nuestro presente.

En el caso particular de la menstruación, cuando estamos sangrando solemos ir más profundo en el universo onírico y los sueños suelen ocurrir dentro de una capa más recóndita, tal vez sueñes con madre, padre, abuelos, abuelas e incluso integrantes ya trascendidos de tu familia. Así también puede que estas micro- historias transcurran en lugares que pertenecen o ya fueron parte importante de tu vida, lugares donde creciste o fueron el escenario de un hito de tu biografía.

Algo clave, es que en estos sueños aparece alguno de los cuatro elementos como símbolos alquímicos y transmutadores, esa es la señal más veraz de que estás soñando desde la psique del útero, pues en este órgano simbólico viven durante toda nuestra vida, los cuatro elementos que en su danza generan el ritmo natural de los ciclos de la vida y la muerte.

De esta forma, la tierra ancla, sostiene y enraíza, el agua limpia, libera y da movimiento al mundo emocional. El fuego alquimiza y transmuta, llevando desde un estado A, a un estado B irreversiblemente. Y finalmente el aire remece nuestra actividad mental y como un torbellino, movilizando las programaciones asociadas a la psique uterina.

Cada psique femenina tiene sus propios símbolos y elementos clave en relación a su propia cultura familiar y en el proceso de aprender a mirar hacia adentro, vamos reconociendo el simbolismo particular para nutrirnos desde esta desconocida profundidad en nuestra vida.

Dependiendo el momento vital que me encuentre atravesando y la luna del ciclo que esté, los sueños del útero suelen manifestarse con más o menos fuerza según la profundidad de visión que esté experimentando.

Por mi parte el agua es el elemento con el que tengo mayor afinidad. Sin embargo, hace muy poco tiempo tuve un sueño en que al encontrarme junto a mi abuela materna en el campo donde crecí hasta los 5 años, aparecía un fuego abrasador capaz de quemarlo todo. Allí sentí mucho miedo de morir, no obstante, yo deseaba proteger a mi abuela de no quemarse, pero también tenía muy presente el deseo de salvar mis herramientas de trabajo, ante las cuales aparecía la amenaza de quemarse por completo al estar dentro de la casa.

En este sueño, se manifestaron las dos grandes fuerzas de nuestras memorias uterinas; la fuerza del pasado y el linaje, representada por mi abuela materna y por otro lado, la fuerza del presente y la vida creativa, manifestada por mis herramientas de trabajo.

Cuando abrí mis ojos al despertar por la mañana, este sueño robó mi atención y no pude evitar quedarme un momento sintiéndolo y reflexionando acerca de él. Mi lugar en la vida se estaba movilizando y transformando sin vuelta atrás, pues el fuego no duda en quemar todo lo que está a su paso y sólo luego de un tiempo de largo descanso, la tierra se regenera con nuevos nutrientes y abonos para dar paso a que emerjan nuevas plantas.

Después del fuego abrasador que quema todo lo antiguo, emerge desde nuestra psique la posibilidad de sembrar nuevas programaciones y creencias, por sobre todo aquellas que están alineadas con nuestra verdad del alma. Sin embargo, para que ello suceda, lo antiguo debe ser honrado y agradecido, para de una vez por todas poder mirar hacia el frente.

¿Cuáles han sido tus sueños del útero?

Con infinito amor

Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

12 comentarios en “Interpretar los sueños que vienen del útero

  1. Durante muchos años soñé con dos situaciones: 1. intentaba bañarme y no podía por diversas razones; 2. Estaba en un lugar, que por lo general era la calle donde estaba la casa en la que viví mi infancia, y se producía una avalancha o un terremoto, que amenazaba con destruir todo. Tomaba nota y me preguntaba que significarían esos sueños repetitivos. Después de una situación en particular de mi vida en la que se presentó un gran movimiento, comprendí de qué se trataba, y en el sueño pude bañarme de manera serena y estar consciente de que estaba en un sueño y que ¡por fin me podía bañar! …. aun sigo soñando con terremotos y crujir de estructuras de la casa en la que me encuentro…. espero el aire y el fuego … !!!

  2. Hola Ximena.
    Te quiero compartir que regularmente no recuerdo mis sueños, así que estaré más atenta ya que consideraba no soñar, sólo dormir y descansar.
    Saludos.

  3. Ximena, gracias por compartirnos tus hermosas palabras y ayudarnos a entendernos un poco más.
    Ha pasado algo muy loco, y es que esta última semana hemos estado soñando mucho yo y mis dos compañeras con las que vivo. Una de ellas me contó tan sólo ayer de un sueño muy real y temeroso que tuvo con el fuego, y justo ahora mientras estamos reunidas les leo este escrito, todas resonamos con lo que escribes y más mi amiga, la del sueño, porque pudo entender varias cosas.
    Gracias, gracias, gracias!

  4. Justo hoy en mi segundo día de menstruación soñé con agua y tierra, en el bosque… Me encantó, los sueños me acompañan desde niña y me revelan misterios.
    Gracias hermosa Ximena, feliz luna nueva❣️❣️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.