AntepasadosInspiracionalSanación femenina

Carta de reconciliación con mi árbol genealógico

Querido árbol,

Eres inmenso ante mí presencia en la vida, por ello hoy honro toda tu grandeza.

Eres mi sostén, mi cuna, mis cimientos, mi guía, mi tesoro y también mi trampa, aquella trampa que me incita a estar despierta y totalmente consciente en cada situación.

Hoy te escribo estas letras añorando mi libertad y encuentro frente a frente conmigo misma, con mi verdad y autenticidad, para ello debo atravesar el bosque oscuro de los fantasmas ancestrales.

Es por eso, que hoy con estas letras marco un antes y un después, pasando de tomarte como mi carga, a ser mis alas para cruzar ese bosque de sombras y avanzar a través de mi camino de vida, en el cual me visualizo liviana con un sendero libre y despejado, experimentando en él una enraizada sensación de paz con mi existencia.

Querido árbol, honro hayas hecho lo que mejor pudiste, sin embargo hoy tomo fuerzas para decirte que quiero hacerlo a mi manera, y de la forma en que yo- alineada a mi corazón -siento que es mejor vivir.

Honro cada ancestro y cada ancestra que vive en tus raíces y nutre mi tronco, al mirar sus ojos, veo su dolor, veo sus carencias, veo sus muertes y duelos, y los tomo como parte de mi historia ancestral dándole un lugar sagrado en mi corazón, al verlos los honro y tomo consciencia de mi deseo de no repetir ninguna historia que en esta vida pueda causarme daño, todo lo que me ocurra entiendo que será para mi mayor bien y también el de quienes me rodean. Pues si bien soy tomada cada día a tu servicio para nuestra evolución, deseo y pongo toda mi voluntad para que de aquí en adelante lo mejor y lo más sano se manifieste en mi vida, ya que merezco aprender y crecer a través del camino amoroso y liviano.

También merezco que en mí afloren los más hermosos dones cultivados por mis ancestros, como una herencia de la cual soy hija legítima. Merezco cumplir y vivir mis más nobles sueños en esta vida, merezco el amor, la felicidad, la paz, y por sobre todo sentirme una mujer auténtica, libre, amada, inspirada, creadora y fuerte.

Te honraré cada día tomando el regalo de la vida, tomándolo fuerte en mis manos, en mi alma, útero y corazón. Haré lo mejor que pueda con éste – el más importante de los obsequios- con ello trascenderé todo dolor y toda carga que aún permanezca inconclusa en mí.

Acepto y digo si a cada mujer y cada hombre que pertenezca a mis raíces materna y paternas, hoy ellos siguen vivos en mí – en mis anhelos y creaciones- y abro el espacio de mi alma a todos los que llegarán después de mí, para que su existencia sea absolutamente sana y amorosa en esta tierra.

 

Por Ximena Nohemí

 

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

4 comentarios en “Carta de reconciliación con mi árbol genealógico

  1. Ximena me encanto esta carta, estoy sanando mucho y esta carta maravillosa simplemente llegó porque perfecta, llena de amor que es lo que siento

  2. Me encantó la carta de reconciliación con el árbol genealógico. Trabajo en Ancestrología y me hizo mucho sentido con las sesiones personales que hago y los rituales de sanación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.