AntepasadosCuento Medicina

Abrigar el alma uterina

No se ponga al frío y abríguese bien mijita

No vaya a ser que le entre una corriente de aire 

Y después se enferme o tenga dolor en el cuerpo


Eso me decía mi abuela de pequeña cada vez que el día estaba bien gris y frío. Así fue, que me enseñó a cuidar de mí misma y por sobre todo a arroparme bien para que no entraran corrientes heladas al cuerpo.

Con el pasar del tiempo, se dio de forma natural el extrapolar este aprendizaje y llevarlo a todos los aspectos de mi vida, y por lo tanto, ya como mujer adulta surgió la necesidad imperante de “estar atenta y cuidarme de las corrientes que enfriaban el alma”, ya que esas, esas sí que hacían daño, ¿Qué quería decir esto? pues si no te ves a ti misma, y te dejas al final en cualquier situación, si no oyes tus necesidades, si te hieres y maltratas, si no te endulzas con tu propio amor cada día, si además no confías en tu propia capacidad de cumplir tus sueños, si no te permites tomar fuerza y poder para caminar con tu propio sello, si no despierta tu mujer salvaje, es probable que esas corrientes frías entren fácilmente en tu alma, y una vez allí lo hagan para quedarse una buena cantidad de tiempo.

Una corriente fría en el alma, no hará más que entrar en tus pensamientos y activar una serie de programas heredados que te conectarán con lo hostil, frío, lúgubre, carente de pasión y creatividad, haciéndote sentir desalmada, desmotivada, enferma y sin vida.

Por ello es que es importante mantener el alma calentita y abrigarla con nuestro amor cada día, y si en cualquier momento nos descuidamos y nos entra una corriente fría, lo único que podría sacarla de allí sería encender el propio fuego del corazón y el espíritu para refugiarse en el abrigo de la vida misma.


No se ponga al frío y abríguese bien mijita

No vaya a ser que le entre una corriente de aire 

Y después se enferme o tenga dolor en el alma

 

Por Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

6 comentarios en “Abrigar el alma uterina

  1. Qué belleza de textos nos compartes Ximena… Me elevan el alma, el corazón, me sanan… Gracias bella.
    Cuando hagas un taller avísame a mi correo por favor y así aprender aún más y sanar junto a otras compañeras de ruta. Bonita vida para tí y todas.
    Mi correo: blancalunasol@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.