Taller SANACIÓN LINAJE MATERNO

También puedes conocer más oyendo este podcast:

 

Estamos hechos del linaje de padre y madre, y la mayor parte de nuestra salud – en todos los niveles- proviene del tomarlos de una forma sana y equilibrada, que no implique llevar a nuestro árbol como una carga, sino como alas que nos permitan ir hacia la energía de la vida. Si logramos recibir nuestro linaje de una forma sana nuestro horizonte está plagado de esperanza.

Quien rechaza la madre, está rechazando la vida, el trabajo y la profesión y por lo tanto la vida lo rechazará de la misma forma. Bert Hellinger


La madre es el eslabón que nos une al resto de la rama materna y el modelo de mujer más importante que llegamos a tener en la vida, así también es la cara de la felicidad y el éxito con lo que nos vamos creando nosotros mismos, por lo que es imprescindible que nuestra relación con ella esté en paz –al menos dentro nuestro- así también, a través de ella. recibimos la energía vital que el resto de la rama matrilineal nos envía. Nuestra primera relación con el éxito es poder ir hacia la madre, al ir hacia su pecho, estamos movilizándonos hacia la vida y más tarde de adultos replicamos ese movimiento o su interrumpción cada vez que precisamos movilizarnos hacia algo importante.

La reconciliación con la madre siempre es un buen comienzo en el camino de sanación tanto para hombres como para mujeres.

Herramientas

Abriremos la sesión grupal con fotografías, éstas son un portal al campo de información, un tesoro de conexión con los momentos de vida, muchos de los cuales hoy habitan únicamente en el inconsciente, así también son un elemento terapéutico que podemos utilizar con tal de elaborar y resignificar una etapa hasta ahora dolorosa de la historia biográfica y familiar. En esta ocasión específica, las fotografías de la madre serán la forma de traerla al presente y abrir los procesos pendientes que con ésta sean necesario reconciliar hoy.

“Desde un estado modificado de consciencia, se podrá utilizar la medicina de la palabra, la cual será dirigida a las mujeres del linaje materno y guiada por el maestro interno. La palabra sanadora está impregnada de gratitud” y esa será nuestra llave.

A medida que se vayan transitando las diferentes etapas del taller, se buscará inundar los corazones de agradecimiento por la vida, la existencia, la pertenencia a un árbol en particular, y por sobre todo a la madre por haber sido junto al padre el canal por la vida. Agradecer a la madre es agradecer a la vida, y si soy capaz de sentir ese agradecimiento, importantes puertas comienzan a abrirse.

He percibido cada vez con mayor claridad que lo todo decisivo para nosotros comienza con la madre. Bert Hellinger

Puedes solicitar información de próximas fechas y lugares desde acá: