InspiracionalSanación femenina

Amigo miedo

Por Benjo Podlech & Ximena Nohemí

 

A mi miedo tan humano como la piel

le diría que confíe, la vida lo materna

“No te quiero cambiar”, “ni dejaré de escucharte”

le repetiría una y otra vez hasta que se calme,

y puedan sentir por un momento la sabia energía de la aceptación.

 

Le contaría cuentos para acunarlo y mecerlo

y le cantaría nanas en sueños de invierno

cada vez que un miedo es abrazado por su humano dueño

la herida de un pequeño niño olvidado sana

los ojos de un solitario brillan

y el corazón de un herido se atreve a amar nuevamente.

 

Sé que en algún momento me ayudaste a sobrevivir,

sé que tu intención es protegerme

sé que tu aparición es para darme una señal,

te miro con compasión,

mi pasado habla a través de tus sensaciones.

 

Si miras con los ojos bien abiertos

ves profundo, amplio y diverso

ves que cada uno de los que te rodeamos,

conoce muy bien el miedo

y ves que todos en algún momento

hemos sido cohartados por monstruos inexistentes.

 

Es que te tomo de las manos miedo,

te agradezco que con tu existencia,

puedo disfrutar la energía de la confianza,

con tu frecuencia, puedo empatizar con otros en tu movimiento,

de reflexionar lo que he dejado de ver.

 

El miedo hoy viene como fantasma

a caminar junto a nosotros de la mano

y buscar nuestra mirada compasiva sea como sea.

 

Cuando he mirado el miedo a los ojos

me sorprendo de la belleza sublime que veo

son heridas incrustadas bien en el alma

que buscan amor, protección y aceptación a toda costa.

 

Son ustedes mis irrenunciables miedos,

que me hacen recordar lo que es ser,

ser humano un incesante caminar por lo incierto,

donde tu presencia, temor hace que sea una señal de estar avanzando

y si vienes del pasado, es que sabes que con mi versión de hoy te puedo mirar con ternura,

abrazarte y acompañarte en tus gritos y sollozos,

hasta que veas que no me fui, no te golpee, ni mucho menos te juzgue,

te abrace como la existencia acoge a la vida.

 

Son perdidas, muertes y abandonos “de los de antes”

más allá de lo ciego y lo indeseable

he aprendido a amigarme humanamente con mi miedo

he aprendido la práctica de maternarme y paternarme

he aprendido a aprender de ti, niño-sabio miedo.

 

Por Benjo Podlech y Ximena Nohemí

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

2 comentarios en “Amigo miedo

  1. Querida amiga y entrañable escritora. Soy una fans de tus relatos a los que le pongo música y los canto. Bellísimos!! Que el Universo te bendiga!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.