AntepasadosMemorias uterinasSanación femenina

¿Qué son las memorias uterinas?

Las memorias uterinas, son los registros de información heredados, desde la cadena de úteros conectados en la relación madre-hija, desde cada una de nosotras (os) hasta los inicios de la humanidad. Les llamamos memorias uterinas, ya que cada integrante del árbol las recibe en el momento en que atraviesa el tiempo en el vientre de la madre, por lo que esta información incide directamente en la biografía.

Esta cadena de traspaso de información de útero a útero, permanece presente en los linajes matrilineales de madre y padre, por lo que está íntimamente ligada al ADN mitocondrial. Éste lo recibimos hombres y mujeres únicamente de nuestra madre, ya que cuando óvulo y espermatozoide se unen, éste último excluye su cola, soltando con ello el ADN que respecta a todo su linaje femenino, por lo tanto para fecundar el óvulo el espermatozoide deja fuera de esa unión la memoria de todas las mujeres de su linaje.

Sin embargo recordemos que también recibimos el ADN nuclear que contiene 50 y 50 de las memorias heredadas de madre y padre, por lo que es importante destacar que el tiempo en el vientre nos nutrimos y desarrollamos de acuerdo a las memorias de ambos progenitores.

Tal vez te interese leer La leyenda del hilo rojo que une a las mujeres

Si dibujases un mapa detallado de todas las memorias que gesta tu útero, éste se vería como un majestuoso árbol plagado de información organizada.

Las raíces serían las memorias recibidas de tus ancestros y si vamos más profundo en la tierra que las nutre, nos encontramos con las memorias compartidas por la humanidad,

El tronco sería tu línea biográfica, por lo que tu presente más próximo estaría en la copa.

El presente se nutre de la biografía y la información familiar, y en él reside la posibilidad de sanar la repetición y encontrar la anhelada autenticidad (dejar de repetir patrones y responder a la vida de una forma que nos haga sentido).

Debemos considerar además que todo árbol, así también nuestro árbol de memorias uterinas, necesita presencia de agua en la tierra para nutrirse y crecer, ese elemento puede ser el símil del amor, que va traspasándose desde las generaciones más antiguas a las más nuevas, hasta llegar a la copa. Si el agua, así también el amor se estanca, el árbol se seca. La vida comienza poco a poco a enfermar.

Tal vez te interese leer: Claves de sanación de las memorias uterinas

EL ÁRBOL DE LAS MEMORIAS UTERINAS

Es un mapa detallado de las memorias que gesta actualmente el útero simbólico* de la mujer, en los niveles transgeneracional, intrauterino y biográfico (Creado para en trabajo en el Training de sanación de memorias uterinas).

Por lo tanto podemos visualizarlo como un majestuoso árbol plagado de información organizada, que nos permite comprender la incidencia de las memorias más antiguas en las más presentes, visualizando que unas van dando a luz otras. Además de enriquecer y clarificar nuestro proceso de autoconocimiento y sanación.

Las raíces serían las memorias recibidas de tus ancestros y si vamos más profundo en la tierra que las nutre, nos encontramos con las memorias compartidas por la humanidad.

El tronco sería tu línea biográfica, por lo que tu presente más próximo estaría en la copa.

El presente se nutre de la biografía y la información familiar, y en él reside la posibilidad de sanar la repetición y encontrar la anhelada autenticidad (dejar de repetir patrones y responder a la vida de una forma que nos haga sentido).

Debemos considerar además que todo árbol, así también nuestro árbol de memorias uterinas, necesita presencia de agua y nutrientes en la tierra para desarrollarse y crecer, ese elemento puede ser el símil del amor y la seguridad, que va traspasándose desde las generaciones más antiguas a las más nuevas, específicamente en las relaciones padres-hijos, hasta llegar a la copa, que somos nosotras como adultas en el presente.

Si el agua, así también el amor y el derecho de sentirnos seguros se estanca, el árbol se seca o crece sin fuerza. La vida comienza poco a poco a enfermar, y es esa memoria de carencia, la que se traspasa a través de las generaciones. Manifestándose como dependencias, adicciones u obsesiones durante la vida adulta, siendo una búsqueda desbordada de aquella deuda de amor transgeneracional.

*Con útero simbólico nos referimos a que trabajaremos con el espacio psíquico, físico, emocional y energético que contiene las memorias, por lo que este trabajo es independiente al hecho de poseer o no, el útero como órgano.

LAS RAÍCES Y LA TIERRA: LA MEMORIA DESDE LA GENERACIÓN DE LOS ABUELOS  Y EL REGISTRO CULTURAL/ COLECTIVO

Concierne a lo recibido a través del ADN y que respecta específicamente a la memoria transgeneracional enfocada en las vivencias de los integrantes del árbol, partiendo en la generación de abuelos, seguidos por los bisabuelos y desde allí hasta la séptima generación.

Esta memoria contiene todo aquello que puede considerarse como la mejor respuesta que los integrantes del árbol pudieron dar ante las demandas del entorno y el contexto de la época, como forma de sobrevivir. Entre ello principalmente todos los programas fundados en creencias de supervivencia, que les permitieron conservar la vida, por sobre todo lo que respecta al bienestar y la satisfacción de las necesidades base de los hijos.

Estos programas tienen gran peso para sus herederos, ya que son las claves que se reciben en el “manual para la supervivencia” del adn, sin embargo, es importante tomar consciencia que estos programas se heredan de forma no actualizada e incluso obsoleta, por lo que terminan perdiendo el sentido, llevándonos a caer en la repetición infundada. Aspecto del que tomamos consciencia muchas veces desde la adolescencia cuando comenzamos a buscarnos a nosotros mismos intentando ser lo más diferente posible a los padres, hermanos y el resto de la familia.

LA RAÍZ PRIMARIA DEL ÁRBOL- LA TIERRA: LOS PADRES/CONCEPCIÓN, GESTACIÓN Y PARTO

Se inicia en el momento de la (1) concepción, considerándola como la unión de un hombre y una mujer que atraídos por una fuerza más grande que ellos mismos, acuden al llamado de nuestra materialización en la tierra, convirtiéndose en nuestros padres. También incluye la historia de relación de los padres y el motivo que los llevó a concebir, formando parte de nuestro proyecto sentido.

Posterior a la concepción ocurren los procesos de (2) gestación y (3) nacimiento. El fin de esta etapa ocurre cuando atravesamos el canal del parto, ya que desde ahí comienza a escribirse nuestra biografía.

EL TRONCO: MEMORIA BIOGRÁFICA

Lo visualizaremos desde el día que nacemos hasta el presente. Su forma recta simboliza la línea de vida que se inicia en el punto de contacto con la tierra y finaliza cuando comienza el ramaje. Así como el tronco puede presentar accidentes en su corteza, la vida que transcurre puede ir registrando antiguas memorias de dolor no tratadas, que de una forma importante continúan incidiendo en el presente.

LA COPA: MI PRESENTE, MI POSIBILIDAD, MI SANACIÓN, MI AUTENTICIDAD

Tú aquí y ahora, lugar donde confluyen todos los niveles anteriores de tu árbol de memorias uterinas. Por lo tanto la copa [tu presente] se alimenta de memorias más antiguas, y así aparece tu presente manifestándose con una energía en particular. Así también es el espacio donde se manifiesta todo el potencial y medicina que traemos como humanos y también donde se expresan todos los síntomas cuya raíz está bajo la tierra.

Cuando una persona llega a la consulta, en general, trae únicamente la información de la copa, por lo que plantea al terapeuta su deseo de tratar esa limitación o dolencia, pero un cambio profundo amerita mirar y reacomodar la raíz de su asunto.

Recordemos que los síntomas visibles se ubican en la copa, mientras que la raíz y su origen se encuentran bajo la tierra, a veces incluso en un lugar más antiguo que la misma memoria familiar de siete generaciones llegando a heridas que se comparten como género o por haber nacido y crecido en una determinada geografía.

Ante ello, siempre es importante respetar los tiempos de cada persona e indagar si está interesado y dispuesto a mirar más profundo.

Por Ximena Nohemí

Extracto del material generado para el Training de sanación de memorias uterinas

Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.

4 comentarios en “¿Qué son las memorias uterinas?

  1. La interpretación de las relaciones con nuestros antepasados y con nosotras mismas, pareciera resolverse a través de estas memorias uterinas que bellamente explicas desde una perspectiva mágica, pero a su vez tan real, donde todo se desenreda con una sencillez comprensible y todo encaja en un lugar perfecto. Un engranaje que se va manifestando o desenvolviendo a medida que hacemos un viaje a nuestro interior. Gracias por el servicio que ofreces a la evolución de la consciencia y el alma humanas de esta hermosa creación (universal).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.