Inspiración

Gracias, gratitud, agradecer

Por Ximena Nohemí y Benjo Podlech


Agradezco todas las lágrimas que he sentido este año, me han salvado de ahogarme en mis exigencias y expectativas.

Gracias dolor, que en tu erupción de energía, me has hecho sentir más humano, más vulnerable y más pequeño ante la grandeza de la existencia.

Gracias a mis dudas, por recordarme que no tengo todas las respuestas y me hacen rendirme a no esperar nada. Sólo estar presente. Aquí, ahora.

Gratitud a mis miedos, han sido el motor para superarme a mi mismo, el alimento para ser mi madre y padre interno y la llave para recordar mi historia olvidada.

Te doy las gracias sombra, por mostrarme el color que hay en la incertidumbre, porque sobre tu lienzo oscuro, ya reconozco plenamente mi luz. ¿Qué sería de mí sin tu existencia, amada herida?

Agradezco la respiración, la sonrisa y el despertar dentro de mi ser, para abrazarme a mi mismo y sentirme en casa, en el hogar de mi corazón. Allí donde habita la semilla de posibilidades infinitas de amar y amarme.

Agradezco la liviandad en mi caminar, la brisa que recoge mis palabras, la dulzura en una sonrisa ajena, la palabra como una semilla que hace florecer los terrenos humanos.

Agradezco la grandeza de mis ancestros, quienes hoy viven en mí como alas para avanzar en mi camino.

Agradezco esta sutil inspiración.

Agradezco el poder agradecer.


Por Ximena Nohemí y Benjo Podlech

 

<p>Creadora de Cántaro Sagrado, psicóloga y psicoterapeuta dedicada a la investigación y resignificación de memorias uterinas. Le apasiona escribir, danzar, viajar y acompañar a otras mujeres en su proceso de sanación. Es por ello que hoy su trabajo busca sanar la raíz de todo lo que pueda dificultar el máximo despliegue del propio potencial en el presente, para que vivamos en este mundo como mujeres y hombres cada día más en paz.</p>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *